Foto: Pixabay

La mal llamada «potencia médica» sigue dando muestras de ineficiencia, una usuaria identificada como Yaquelin Abreu en redes sociales, dio a conocer en su perfil de Facebook, que las embarazadas en Placetas, provincia Villa Clara deben llevar las jeringuillas para hacerse análisis complementarios en el laboratorio de la localidad, ya que las mismas escasean.


«En cualquier lugar del mundo el sistema de atención materno infantil es una prioridad del sistema de salud. Sin embargo, el laboratorio clínico del policlínico del norte de Placetas regresó a las embarazadas que desde temprano hicieron la cola para realizar los análisis complementarios que requiere su estado, se les explicó que no tienen jeringuillas y que aquel paciente que se le oriente exámenes de laboratorio deben llevar jeringuillas para realizárselos», contó Abreu.

Captura de pantalla

«Resulta difícil que un paciente tenga acceso a estos medios si no los tiene Salud (Pública) cómo acceder a ellos. No obstante, Cuba según su gobierno es una potencia médica mundial», explicó la internauta.

Además de las malas condiciones hospitalarias, la situación con los medicamentos también es crítica en el país comunista. Durante los últimos meses varios artistas y figuras públicas han tenido que pedir ayuda en las redes para encontrar salbutamol para el asma, o el fármaco Clopidrogel para personas con enfermedades coronarias.

Asimismo en Twitter un usuario se quejó de los abusivos precios que ostentan las medicinas en pesos convertibles (CUC), en las farmacias internacionales, totalmente inaccesibles para el cubano de a pie.


Según el internauta Guajiro Universitario, el antibiótico Claritromicina tiene un costo de 32 CUC, cada frasco de Omeprazol cuesta 2 CUC, la Domperidona, que también es un medicamento para la gastritis 10 CUC.