Un niño de 8 años murió a causa de una bacteria carnívora que contrajo después de caerse de su bicicleta frente a su casa.


Liam Flanagan murió el domingo en un hospital de Oregón, ocho días después de que se cayó de la bicicleta.

La madre de Flanagan, Sara Hebard, le dijo a KPTV que originalmente Liam sufrió una lesión en el muslo después de la caída y que fue cosido por médicos en una sala de emergencias cercana.

Cuando Liam comenzó a quejarse de más dolor y su herida se volvió de un color rojo, fue llevado de vuelta al hospital donde le diagnosticaron fascitis necrosante, una bacteria que ataca los tejidos blandos. La herida probablemente fue infectada por bacterias en la tierra cuando se estrelló.

Flanagan se sometió a una cirugía de emergencia y fue transportado en avión a un hospital de Portland para realizar más cirugías.


Los médicos descubrieron que la bacteria se había extendido desde el tobillo de Liam hasta su axila, e intentaron cortarlo del músculo y el tejido.

La bacteria no pudo ser contenida y Liam murió el 21 de enero.