Steven Poust y sus dos niños- WKXT News

Un niño de 7 años de Florida está siendo aclamado un héroe después de que nadara por una hora para llegar a tierra y pedir ayuda para su padre y hermana arrastrados por una corriente en un rio.

Steven Poust le dijo a WKXT, afiliada de CNN, que ancló su bote en el río St. Johns en Jacksonville, Florida, para permitir que sus dos hijos, Chase, de 7 años, y Abigail, de 4, nadaran el viernes.


De repente, Abigail, que suele pasar el rato en la parte trasera del bote, tuvo que soltarse porque la corriente era muy fuerte, dijo Chase. El niño de 7 años decidió soltarse también para tratar de evitar que se fuera, pero luego se quedó atascado.

Poust saltó para tratar de ayudarlos y le dijo a Chase que nadara hasta la orilla mientras intentaba llegar hasta su hija, que llevaba un chaleco salvavidas.

«Les dije que lo amaba porque no estaba seguro de lo que iba a pasar», dijo Poust al citado medio. “Traté de seguir con los dos. Me cansé. Ella se alejó de mí».

Mientras, Chase nadaba para poder alcanzar la orilla y le tomó una hora llegar a su destino. El pequeño valiente dijo a WKXT que flotaba sobre su espalda y que nadaba como perrito para no cansarse. Cuando llegó a tierra, corrió a la casa más cercana en busca de ayuda.


El Departamento de Bomberos dijo que cuando ubicaron el bote tuvieron que llamar a otras agencias para ampliar la búsqueda.

El padre y la hermanita de Chase se habían alejado del bote entre una milla y media y dos millas.

Finalmente ambos fueron rescatados.

“Tuvimos todos los recursos que pudimos haber tenido disponibles rápidamente y nos complace decir que los tres se han recuperado y que a los tres les está yendo bien”, dijo el portavoz de los bomberos. «No podríamos pedir un mejor resultado».