Una niña de ocho años fue la victima más joven del atentado terrorista ocurrido en Manchester durante un concierto de Ariana Grande y en el que perdieron la vida otras 21 personas.

Saffie Rose, de 8 años, asistió al concierto junto a su hermana quien sobrevivió al atentado, aunque sufrió heridas.

Las autoridades han identificado al autor del atentado como Salman Abedi, de 22 años.