Naciones Unidas exige al régimen cubano dar a conocer de inmediato el paradero de José Daniel Ferrer (Imagen de archivo)

El Grupo de Trabajo sobre las Desapariciones Forzadas o Involuntarias de la ONU lanzó una petición de acción urgente para que el régimen cubano aclare de inmediato el paradero del líder opositor José Daniel Ferrer, detenido desde el pasado 1 de octubre, informa Diario de Cuba.


Asimismo el secretario general del organismo envío su demanda a la representación permanente de La Habana ante la Oficina de las Naciones Unidas en Ginebra, dado que se desconoce el estado de salud y paradero del líder de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) a 26 días de su detención.

El organismo también envió una petición para que el régimen de la Isla, de noticias de los activistas de la UNPACU Fernando González Vaillant y José Pupo Chaveco, y Roilán Zárraga, quienes se encuentran desaparecidos al igual que Ferrer, desde el día de su detención.

En el documento, la ONU exige se aclare de manera inmediata «la suerte y el paradero» de Ferrer, y se informe a los familiares y personas allegadas, así como al Comité sobre Desapariciones Forzadas de las medidas que se han tomado contra los opositores.

Naciones Unidas quiere garantizar con este pedido, que Ferrer y los otros activistas se encuentren «bajo la protección de la ley», de igual modo permitir que «sus familiares y representantes tengan contacto inmediato con él».


Desapariciones Forzadas pide que La Habana informe sobre las gestiones y «medidas adoptadas» a más tardar el 12 de noviembre próximo.

Javier Larrondo Calafat, presidente de CPD, aclaró que «Cuba es firmante y ha ratificado el convenio de Desapariciones Forzadas y está obligada a seguir el mandato que en esa carta se explicita», por lo tanto no se trata de una carta de cortesía, el Gobierno cubano está obligado a cumplir con lo se le exige en el documento de Naciones Unidas.

De acuerdo a las palabras de Larrondo Calafat, el régimen «tiene un problema diplomático en marcha de primera magnitud con la ONU, como consecuencia de la barbaridad que ha hecho en el atropello de derechos de José Daniel y sus compañeros».

Nelva Ismarays Ortega Tamayo, esposa de José Daniel Ferrer fue arrestada el viernes pasado, con su bebé en brazos, y los otros dos hijos del líder opositor, tras una protesta en el parque Céspedes, en la que exigía le dieran a conocer el paradero de su esposo.