Foto de Yenli LEMUS DOMÍNGUEZ/ ACN

Un pollito de cuatro patas sorprendió a todos en la comunidad rural de Paso del Medio en la provincia de Matanzas.


Su dueño José Antonio Peñate Mesa dijo a la Agencia de Noticias de Cuba que el pequeño nació al romper el cascarón en un grupo con otros siete polluelos.

Mesa explicó que parece estar de buena salud, pero que ocasionalmente se retrasa con respecto a sus compañeros al quedar enredado entre las hierbas. Al parecer las dos patas que crecen más cerca de su cola, y demasiado unidas, carecen de movilidad.

«En mis 67 años de vida nunca antes vi un caso como éste», resaltó Mesa sobre el pollito que es toda una atracción para la familia.

Carlos Michel Hernández Domínguez, uno de los primeros en percatarse de la anomalía del pollito y quien lo enseñó al resto de la familia, afirmó que la curiosidad refresca los ánimos en estos días de necesaria estancia en casa por la pandemia de coronavirus.


De acuerdo al Juventud Rebelde, la consanguinidad provoca que se reproduzca un gen recesivo; el proceso comienza con la incubación de un huevo doble yema, donde la fusión de los embriones induce la anomalía genética.