COVID-19 vacuna. Foto: Pixabay

Muy alentadores los resultados del ensayo de Fase I / II de la vacuna que está desarrollando el Instituto Jenner de Oxford, junto con el gigante farmacéutico AstraZeneca, contra el Covid-19, reporta CBS News.


Oxford y AstraZeneca mostraron que el estudio es seguro y «produjo fuertes resultados inmunes», detalla una investigación publicada el lunes en The Lancet, un medio especializado.

Un comunicado del Instituto Jenner en Oxford, dio a conocer que la vacuna causó una respuesta inmune de dos puntos. Primero, en 14 días, provocó una respuesta de células T, generando glóbulos blancos que pueden atacar a las células infectadas. Y luego en 28 días, provocó una respuesta de anticuerpos.

Los anticuerpos pueden evitar que el virus infecte las células cuando se contrae inicialmente, recoge la publicación.

El ensayo de Fase I / II del Reino Unido comenzó en abril e involucró a más de 1.000 voluntarios sanos que tenían entre 18 y 55 años. Algunos de esos voluntarios recibieron una segunda dosis de refuerzo de la vacuna, y parecieron beneficiarse más.


Andrew Pollard, investigador jefe del ensayo de vacunas de Oxford en la Universidad de Oxford y coautor de el estudio, dijo que vieron la respuesta «inmune más fuerte en los 10 participantes que recibieron dos dosis de la vacuna, lo que indica que esta podría ser una buena estrategia para la vacunación».

Oxford está trabajando con AstraZeneca para desarrollar, fabricar y producir una vacuna contra el coronavirus a gran escala. El esfuerzo sin precedentes tiene como objetivo hacer disponibles unos 2 mil millones de dosis de la vacuna en todo el mundo, a través de asociaciones con fabricantes en varios países, a principios del 2021.

Los últimos resultados son prometedores, muestran que la vacuna candidata crea la reacción en el cuerpo que debería crear inmunidad a la enfermedad.

Los ensayos de Fase III, para comprobar que realmente les da inmunidad a las personas, ya están en curso, involucrando una muestra mucho más grande de personas, en el Reino Unido, Estados Unidos, Brasil y Sudáfrica.