Multado activista que intentó llegar al Calixto García, para saber de Luis Manuel Otero Alcántara/Imagen tomada de redes sociales

El Estado de terror en Cuba es tal, que no pasa un día en el que no lleguen noticias de la creciente represión del régimen, evidenciada en sanciones, detenciones y secuestros domiciliarios.

La Seguridad del Estado multó el pasado martes 11 de mayo, al activista Mario Alberto Hernández Leyva, miembro del Movimiento Opositores por una Nueva República (MONR), tras intentar acceder al Hospital Calixto García, en el municipio Plaza, La Habana, para interesarse por el estado de salud del artista Luis Manuel Otero Alcántara, quien desde hace más de diez días está detenido en ese centro hospitalario, sin que se sepa el motivo por el que no le permiten salir de allí y regresar a su casa en San Isidro.


#CubalexDenuncia: El activista Mario Alberto Hernández Leyva del #MONR (Movimiento Opositores por una Nueva República)…

Publicada por Cubalex en Miércoles, 12 de mayo de 2021

Según Cubalex, Hernández Leyva «llevó consigo la respuesta que el Tribunal emitió al Hábeas Corpus…siguiendo nuestra recomendación, donde se aclaraba que Otero no estaba recluido contra su voluntad, sino hospitalizado como un paciente común. Sin embargo, no solo no pudo acceder al paciente sino que fue multado por burlar el dispositivo de seguridad que rodea a Luis Manuel».

«Mario Alberto fue sancionado bajo el artículo 2, inciso h del Decreto 141. El cual especifica que: «Contraviene las normas de la seguridad colectiva, y se le impondrá la multa y demás medidas que en cada caso se señalan, el que: h) destruya, deteriore o suprima los dispositivos de seguridad para prevenir la comisión de delitos, 100 pesos y la obligación de restituirlos, repararlos o abonar su importe», añade la denuncia.

El opositor ya había sido detenido el pasado 3 de mayo, cuando intentó saber del estado de salud de Otero Alcántara, junto a otros activistas del MONR.


Las autoridades mantienen a Luis Manuel aislado e incomunicado desde hace más de once días, mientras la prensa oficial asegura que el artista «ha dado su conformidad al personal de salud que lo atiende para que pueda compartir la información de su evolución clínica y en todo momento se ha mostrado agradecido por la atención recibida».

Activistas y amigos de Luis Manuel no creen una palabra de lo que el régimen publica, y piensan que al coordinador del Movimiento San Isidro lo están dopando para doblegar su voluntad, por lo que exigen verlo cuanto antes.