Una mujer de California que encontró una diminuta rana en su ensalada decidió quedarse con el animal como mascota luego de que casi lo comiera.

Los Angeles Times informó que Becky Garfinkel, una vegetariana estricta, encontró a la rana mientras comía su ensalada preempaquetada de Taylor Farms que había comprado en Target.

«Yo iba a apuñalarlo y tomar un bocado y lo veo … y grito», dijo Garfinkel.


Cuando se dio cuenta de que era realmente un animal, Garfinkel dice que inmediatamente fue al baño y vomitó. Mientras tanto, su marido descubrió que la rana apenas seguía viva, por lo que trabajó para revivir a la criatura.

A la rana simpática ranita la nombraron Lucky (Afortunado), y ahora vive como la mascota de la familia.

«Sobrevivió tanto», dijo Garfinkel, «estoy feliz de que haya sobrevivido y no lo comí».

(Con información de Local 10 News)