La policía arrestó el martes a Terrinisha Jakeria Bostic de Opa-locka, quien enfrenta acusaciones graves luego de haber sido acusada de morder a su propio hijo de tres años, y hacerle daño, recoge El Nuevo Herald.


A inicios de esta semana, la tía del menor se presentó en la estación principal de la policía de Miami para reportar lo sucedido, en testimonio dijo que cuando fue a bañar al niño notó lo que parecían marcas de mordidas en el muslo derecho, y a la izquierda del pecho.

De acuerdo al informe de arresto, se le descubrieron al niño, múltiples moretones y golpes.

La policía preguntó al pequeño quién le había propinado las lesiones, el niño contestó que había sido su madre.

La mujer de 24 años encara abuso infantil con agravantes, gran daño corporal y cargos de tortura.


La madre del menor continúa presa, y tiene una fianza de $15,000.

(Con información de El Nuevo Herald)