Amante de Fidel Castro. Captura de pantalla youtube

A los 80 años de edad murió la escritora alemana Marita Lorenz, conocida por haber sido amante del dictador cubano Fidel Castro, y luego reclutada por la Agencia Central de Inteligencia (CIA), dio a conocer CubaNet citando reporte de Paris Match.


La escritora contó que conoció a Fidel por casualidad, el padre de ella era capitán de cruceros, y a comienzos de 1959 el barco Berlín atracó en La Habana.

«Al día siguiente de nuestra llegada, vi acercarse al barco a artistas acompañadas de tipos barbudos, armados y con uniformes caquis. Me fijé en el mayor de ellos, que fumaba un puro, y le pregunté qué quería. ‘Subir al barco para verlo’, respondió. Y yo le dije: ‘De acuerdo, suba’. Era Fidel Castro», reveló Marita en una entrevista.

El romance de Lorenz con Castro duró alrededor de ocho meses y medio, de marzo a noviembre, la alemana de 19 años quedó flechada, tras vivir durante ese tiempo con el gobernante en Cuba.

La relación que ambos tenían terminó abruptamente, cuando ella tenía ocho meses de embarazo se desmayó tras beber un vaso de leche en La Habana, y cuando despertó estaba en el hospital Roosevelt de Manhattan, sin su hijo, aunque intentaron convencerla de que había abortado, ella nunca lo creyó, años más tarde confirmaría su sospecha en 1981, al conocer al hijo que Castro le arrebató en Cuba.


Lorenz fue contratada por la CIA, para que asesinara a Castro, sin embargo aunque regresó a La Habana en 1961, dispuesta a hacerlo no lo consiguió, porque se había enamorado de él.

«Aceptó recibirme, pero se le notaba que no estaba a gusto conmigo. Le supliqué que me presentase a nuestro hijo. Entonces abrió la puerta y apareció Andrés. Se parecía a su padre. Sus manos y su rostro eran idénticos. Le di los regalos que le había llevado. Me dijo que estudiaba medicina. Mientras, yo no paraba de llorar», confesó la ex espía de su último viaje a la Isla en 1981, su encuentro con Castro y con su hijo, Andrés Vázquez.