Foto: Pixabay

Daimary González Cervantes, de 21 años de edad, murió el pasado domingo tras una intervención quirúrgica en el Hospital Provincial Ernesto Guevara de Las Tunas reportó CubaNet.


Los familiares de la joven han denunciado que se ha tratado de una negligencia médica que podría catalogarse de asesinato.

«Estuvo más de dos meses sin conseguir tratamiento médico adecuado, con fuertes dolores en el vientre. Sobreviniéndole una crisis el pasado sábado y, diagnosticando una pancreatitis, fue llevada al salón de operaciones de urgencia, del que salió, según dijo un cirujano a la familia, muy grave, con peligro para la vida. Falleció poco después en una sala de terapia intensiva» denunciaron los familiares.

En los últimos meses varias denuncias de negligencia médica han sido reportadas en Cuba levantando preguntas sobre las leyes existentes que protejan a pacientes y familiares en estos casos.