El Kremlin desmintió que exista interés por parte de Rusia en reabrir el centro de inteligencia radioelectrónica de Lourdes y otras bases militares en Cuba, dio a conocer CubaNet, citando el medio de prensa ruso Sputnik.

La posibilidad de que la nación eurasiática reinstale la base de Lourdes no es más que una invención de la prensa, aseguró el director del Departamento de América Latina de la Cancillería rusa, Alexandr Schetinin.

El alto funcionario ruso se negó a continuar agumentando, y cerró el tema diciendo: «no comentamos algo que es pura ficción».

Según el diario británico Daily Star, Rusia valoraba reabrir su base de intercepción de señales en Lourdes, en las afueras de La Habana, en caso de que EEUU abandonara el Tratado de Eliminación de Misiles de Corto y Medio Alcance (INF, por sus siglas en inglés).


Por otra parte el encuentro del gobernante cubano Miguel Díaz-Canel y su homólogo Vladímir Putin en Moscú reavivó los rumores de que el gigante euroásiatico buscaba retomar la presencia militar en la Mayor de las Antillas.

En la reunión que sostuvieron Díaz-Canel y el presidente ruso, uno de los temas que abordaron fue la cooperación militar, dicho encuentro fue la antesala de una «cumbre» de alto nivel en Cuba en la cual Rusia entregó de manera oficial al Gobierno cubano un crédito de más de 50 millones de dólares para la compra de material militar y todo tipo de armamento.

Tanto en Rusia como en Occidente comenzaron las especulaciones acerca de que el Kremlin estaría a punto de reabrir el sitio de espionaje en las afueras de La Habana, de acuerdo al centro de análisis norteamericano The Jamestown Foundation.