MINSAP reconoce situación crítica en Cuba ante récord de contagios por la variante Delta del Covid-19/Imagen de archivo

Totalmente colapsado el sistema de Salud Pública en Cuba, a causa de la pandemia de Covid-19, han admitido las autoridades sanitarias, quienes han tomado la decisión de ingresar a contactos de sospechosos de contagio con Covid-19 y a pacientes con pruebas PCR positivas, juntos en un mismo centro de aislamiento, porque ya no cuentan con capacidades, reporta Diario de Cuba citando información original del estatal periódico Invasor.

Según el médico Ángel Batista Díaz, director provincial de Salud en Ciego de Ávila, saben que «no es lo aconsejable, que es un riesgo muy grande», pero no tienen capacidades de aislamiento.


«Recabamos la cooperación del pueblo en cumplir el aislamiento domiciliario correctamente, sin salir de la casa, usando el nasobuco», indicó.

La prensa oficialista precisa que la «muy grave situación sanitaria» de Ciego de Ávila, ha forzado al MINSAP local a «abrir centros de aislamiento para sospechosos con test de antígeno positivo en los municipios, cuando no es lo que está establecido en el protocolo. Pero no parece haber alternativas, pues cerca del 80% de las personas con sintomatología respiratoria resulta luego positiva al PCR-RT».

El director provincial de Salud reveló que cuatro muestras de pacientes de la provincia, analizadas por el Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí dieron positivas a la variante Delta del SARS-CoV-2, se trata de la cepa procedente de la India.

«No queremos infundir pánico, pero es importante entender que esta variante es altamente contagiosa, se estima que 3,5 veces más que el resto. Los estudios a nivel internacional indican que esta virulencia podría modificar hasta la distancia recomendada entre personas. Países con un elevado por ciento de vacunación, y que ya habían eliminado restricciones, están sufriendo ahora una nueva ola de contagios provocada por esta cepa», sostuvo.


Cuba lleva seis días reportando cifras récord de contagio, al cierre del lunes 28 de junio, la Isla registró 17 muertes a causa del Covid-19, y 3.080 confirmados con la enfermedad.