La ciudad de Miami se encuentra entre las ciudades de Estados Unidos con mayor diferencia entre ricos y pobres.


La ciudad crece cada año, nuevas inversiones inmobiliarias hacen crecer el centro de la ciudad con grandes torres de lujo y comercios, pero también crece la diferencia con los más pobres.

La compañía estadounidense Bloomberg clasificó las Diez Grandes Ciudades Norteamericanas Más Desiguales, con poblaciones de 250,000 habitantes por lo menos.

La disparidad en ingresos en Miami aumentó un asombroso 16.8 %, cuando se mide la enorme brecha entre los cinco por ciento de ingresos más altos y los 20% más bajos.

Según la revista en Miami no hay puntos medios, los trabajos son o muy bien pagados o muy mal pagados dejando a mucha gente muy por debajo del ingreso medio.