Merlin es una niña cubana que sueña con ser futbolista, sus padres dieron la autorización para que la pequeña jugara en una clínica deportiva que venía de España, del Real Madrid, y que necesitaban hacer una captación para escoger algunos niños, contó la madre.

“Le dieron un uniforme, empezaron los entrenamientos, ella entrenó con Sergio Ramos (futbolista español de la selección nacional de su país), tuvieron una semana”, añadió.

“Hasta un día que nos dijeron el fútbol ya se acabó, ese mismo día yo empecé a llorar por la noche porque lo iba a extrañar mucho”, relató la niña habanera con sus sueños rotos.


El padre dijo que a él lo que le gusta es la portería, y que a su hija también le gusta lo mismo, “yo lo que quiero es la felicidad de ella”, dijo desde un taller donde trabaja.

“El problema es que los muchachos no tienen entrenador en la escuela, el entrenador que ellos tenían dijo que no”, explicó la madre de Merlin.

“Mi sueño es volver a jugar”, dijo la pequeña escolar.

Según su madre se va para el parque juega con los demás niños, y les enseña las experiencias que vivió, “lo que aprendió”.

El padre también dice que sueña con ver a su hija jugando fútbol en un estadio grande, y la mamá de Merlin comenta que no tiene seguridad de que vuelvan a jugar, y que la niña cumpla su sueño, de poder jugar en un equipo real en España, o en cualquier otro lado del mundo.

(Con información de Diario de Cuba)