Médicos cubanos en Venezuela son vistos como privilegiados por su acceso a dólares, a diferencia de lo que están viviendo los venezolanos, recoge el diario independiente 14ymedio.

Luego de que fueron noticia, por el robo de 150.000 dólares, los médicos están asustados por temor a que la “exposición mediática” los convierta en blanco de la delincuencia en ese país suramericano.

Vía telefónica, un galeno sin revelar su identidad conversó con el diario: “nos dan un millón de bolívares al mes. Ese es el estipendio. No alcanza para nada”.

Algunos profesionales de la salud piensan que el estipendio ascenderá a tres millones, luego de las subidas del salario mínimo, sin embargo hasta ahora no se ha materializado medida alguna en relación a esto.


14ymedio apunta que en el mercado negro (la calle), “la cotización del dólar está sobre los 3,4 millones de bolívares”, además de señalar que todo el personal de salud cubano, sin importar la jerarquía, obtiene la misma cantidad de dinero.

Pero para los venezolanos, el nivel de vida de un profesional de la salud cubano en ese país deja mucho que desear.

El Gobierno de Nicolás Maduro les garantiza una vivienda donde conviven con otros “internacionalistas”, tienen derecho a una bolsa de alimentos, y el régimen de La Habana les paga los boletos de avión, para vacacionar en la Mayor de las Antillas.

“Nosotros no tenemos la culpa de lo que está pasando en Venezuela, la tiene el Gobierno de este país que no ha podido controlar la situación”, detalla el testimoniante, quien incluso se ha sentido “despreciado” por sus pacientes.

“Prefiero la Cuba del Período Especial a la Venezuela de Nicolás Maduro”, comentó.

Según contó para poder adquirir productos de aseo, y comida, el médico lleva dinero de la Isla.

“Cuando se me termina y no tengo con qué comprar, mando a buscar más”, añade.

El Gobierno cubano le mantiene su salario en el país caribeño, y encima le deposita una cantidad en pesos convertibles en una cuenta congelada en el banco estatal, si los profesionales cubanos llegan a abandonar la misión, pierden todos los ahorros.

“Me castigan prohibiéndome la entrada a Cuba en ocho años. No puedo estar alejado de mi familia tanto tiempo”, confesó el galeno, quien admite no le pasa por la cabeza huir de la misión.

Si llegan a ausentarse del trabajo, o conceden entrevistas a la prensa extranjera sobre su misión en Venezuela, o en cualquier otro país en el que estén, el régimen castrista lo considera una violación, y podrían traerlos de vuelta a Cuba, y ya en una lista negra.

Asimismo sucede de intentar escapar a un país vecino, abandonando su labor internacionalista.

Cuba canjea médicos por petróleo venezolano, Maduro envía a la Isla unos 55.000 barriles de crudo diario, lo que equivale a 1.500 millones de dólares anuales, acota la prensa independiente.

14ymedio revela que es “una cifra sorprendentemente alta para un país hundido en una severa crisis humanitaria”.

Ahora mismo una de las preocupaciones más severas de los médicos cubanos en Venezuela, es su seguridad en ese país, aunque las autoridades venezolanas detuvieron a los delincuentes, ellos aseguran que en general no atrapan a los bandidos.

“A muchos nos han asaltado y algunos han muerto aquí, pero no se dice nada porque la política de la misión médica es total discreción. Nos dicen que se convierte en un problema político si denunciamos los casos y nos pueden sancionar con el fin de la misión”, relata una doctora.

Ella añade además haber sido víctima de acoso por parte de los jefes de misión.

“A veces he tenido que enfrentar el machismo de los jefes. Ellos creen que porque venimos solas a trabajar tenemos que servirles de criadas y como mujeres en la cama”, contó también bajo condición de anonimato.

“Nos han pedido que resistamos hasta el final, pero ese final nunca llega y esto cada día se pone peor”, refiriéndose al caos que se vive en Venezuela.

Otro confesó que en la Isla censuran las noticias negativas sobre las misiones de los médicos en el país suramericano, y concluyó afirmando: “si nuestros familiares en Cuba o nuestros colegas supieran las cosas por las que tenemos que pasar en este país de mierda nadie vendría”.

(Con información de 14ymedio)