Un médico de origen cubano Eduardo Rodríguez ha realizado a un joven estadounidense de 26 años uno de los trasplantes de rostro más exitosos de la historia, reporta Telemundo.

La intervención quirúrgica a la que se sometió Cameron Underwood, residente en Yuba City, California, tuvo una duración de más de 25 horas.

Según el cirujano al evaluar el paciente, tuvo la certeza de que podían superar el nivel de defecto que tenía, el joven se había disparado con un rifle en la cara, y la bala desfiguró tres cuartas partes de su cara, destruyendo casi toda la mandíbula inferior, la nariz, el maxilar y el paladar, sin embargo, conservó suficiente masa muscular para la reconstrucción.


Afortunadamente tampoco tuvo que esperar tanto por un donante, fueron 18 meses en total, según la cadena hispana de noticias.

El costo del trasplante del joven supera el millón de dólares, pero gracias a su seguro médico, apoyo del hospital, y dinero procedente de la filantropía, Cameron no tendrá que pagarla.