Médico cubano atendiendo a una paciente/Imagen tomada de Cubatel

Médicos cubanos continúan mostrando su descontento con el aumento salarial que le ha dado el régimen, a raíz del «ordenamiento monetario» de enero, el galeno Boris Canto explotó en sus redes sociales quejándose de sus ingresos.


«Tantos años de estudio, tantas noches de guardia atendiendo pacientes, tantas noches sin salir a divertirnos, solo estudiando, mientras todos se divertían. Tanto dolor vistos por nuestros ojos. Tantos riesgos al atender infecciones severas. Oliendo y tocando heridas infectadas, durmiendo en sillones o en literas sucias, lejos de la familia, a veces hasta en países lejanos. Tantas personas necesitando un consejo, una mano experimentada y ahí estamos nosotros», escribió.

Post de Facebook/Captura de pantalla

«Ya el pasado año cumplimos 30 años de graduados de médicos, y ahora sin ofender a nadie, hasta el barrendero gana más que nosotros», lamentó.

En días recientes otro médico en Cuba se quejó de que no le alcanzaba lo que ganaba en una guardia en el hospital para pagar sus gastos de transporte, y esta semana salió a relucir que un «educador penal» (carcelero) ingresa un salario mayor que un profesional de la salud, la noticia salió a la luz por una convocatoria al empleo que publicó el Ministerio del Interior (MININT).

Los 6.000 CUP que gana un trabajador del MININT en una cárcel de la Isla, no los gana ni el director de un hospital municipal en Cuba, explicó el exdiputado Luis Ángel Adán Robles, quien estudia Medicina, recogió Diario Las Américas.