Un médico cubano que ha denunciado en varias ocasiones la carencia de equipos de diagnóstico en el policlínico de Palmarito de Cauto, en Santiago de Cuba, fue citado a la dirección municipal del Ministerio de Salud en reacción a sus recientes declaraciones sobre sus condiciones de trabajo.

Durante casi media hora, el doctor Arnoldo de la Cruz debió repetir a una treintena de colegas de la salud, directivos del municipio en su mayoría, las razones de su inconformidad con el sistema de salud cubano y, en particular, con el déficit de equipos médicos en su policlínico.

De la Cruz describió el modo en que lidian con las carencias como “un poco de ciencia con otro poco de magia” y ejemplificó con la falta de películas radiográficas para tomar rayos X.

El clínico santiaguero también es conocido por su resistencia a usar bata blanca como muestra de inconformidad ante la falta de atención a sus quejas.


“No uso la bata en señal de disgusto por estas situaciones. Ellos todos tenían bata blanca y yo un pulóver negro; y les dije así con estas palabras: ‘Yo creo que el sistema nacional de salud está enfermo y les expliqué todos los motivos’”, detalló De la Cruz.

El doctor indicó que los participantes en la reunión, a quienes pidieron dejar a la entrada sus teléfonos móviles, escucharon su exposición sin interrupciones.

“Los argumentos fueron sólidos y ellos no me dieron ninguna respuesta”, puntualizó.

Las autoridades de Salud le informaron entonces que deberá esperar a que ellos discutan en privado su caso y tomen una decisión sobre su destino profesional.

(Con información de Martí Noticias)