El Grupo Empresarial BioCubaFarma que recibe millones de dólares en subsidios del gobierno en Cuba para desarrollar la industria biotecnológica y entrar en el mercado de los medicamentos en el mundo.


Algunos de los medicamentos hechos en Cuba han alcanzado reconocimiento mundial y se exportan a más de 50 países.

Medicamentos hechos en Cuba y que son apreciados en el mundo

1. Heberprot-p, para las úlceras del pie diabético


El medicamento cubano Heberprot-P, único de su tipo en el mundo, ha sido capaz de reducir en más de cuatro veces las amputaciones por úlcera del pie diabético en pacientes cubanos. Heberprot-P fue creado por el doctor Jorge Berlanga y un equipo de científicos. El medicamento se utiliza en más de 20 países.

2. Vacuna CIMAvax-EGF, Contra el cáncer de pulmón

CIMAvax-EGF es una vacuna que fue creada por investigadores del CIM que tardaron 25 años en desarrollar el producto. El tratamiento desacelera el crecimiento de las células cancerosas y, por tanto, impide que la enfermedad se extienda por el cuerpo prolongando la vida de las personas.

3. Policosanol (PPG), un producto natural para disminuir el colesterol

Elaborado a partir de la cera de la caña de azúcar, se utiliza sobre todo para reducir el colesterol, aunque el producto también tiene otras aplicaciones, ya que se ha demostrado sus efectos antiagregantes, antiisquémicos y antitrombóticos.

Se volvió popular en Cuba porque estimula el aparato genital masculino. El PPG, al ser natural, tiene pocas contraindicaciones, una diferencia de lo que ocurre con otros medicamentos existentes en el mercado internacional para el colesterol.

4. VA-MENGOC-BC, vacuna muy efectiva contra meningococos B y C

VA-MENGOC-BC, una vacuna bivalente compuesta de vesículas de membrana externa de meningococo B y de polisacárido capsular de meningococo C. Actualmente es el único fármaco comercialmente disponible en el mundo que ataca los meningococos B y C.

5. Neuroepo, medicamento para retrasar la progresión del alzheimer

El Alzheimer es la sexta causa de muerte en Cuba, entre personas mayores de 60 años y, para 2040, esa enfermedad podría afectar al 2,7% de los cubanos. NeuroEpo, que retrasa la expansión de esa enfermedad.