Matthew Miller de 29 años que atropelló a dos bebés que quedaron en estado muy grave en South Beach el mes pasado, enfrenta ahora cinco cargos de conducir en estado de embriaguez (DUI), luego de que un reporte toxicológico arrojara que tenía fentanilo en sangre.


Según los archivos judiciales, el hombre no debía estar conduciendo en la fecha del accidente, 4 de febrero, ya que tenía la licencia suspendida.

Miller, ahora afronta también otro cargo por conducir a sabiendas con la licencia suspendida, y tenía en el sistema sanguíneo fentanilo, una sustancia controlada, y “posiblemente dio positivo” de cocaína.

El residente del sur de Daytona continúa preso en la cárcel Turner Guilford Knight (TGK) ubicada en el oeste del Condado Miami-Dade, y al informe de la policía han sido añadidos tres cargos más por conducir en estado de embriaguez con daño físico a un cargo previo, y otros dos cargos por conducir en estado de embriaguez con daños a la propiedad o a personas a los tres cargos iniciales que se le presentaron a Miller por conducir imprudentemente y provocar serias lesiones.

Miller tenía una fianza en un principio de $250,000, sin embargo a fines de febrero ha sido aumentada a $791,000, por lo menos.


Los mellizos de solo dos meses, estuvieron durante tres semanas en cuidados intensivos del Hospital Infantil Holtz, perteneciente al Jackson Health, según reportó WPLG Channel 10.

Los padres y una abuela de los bebés, que residen en Argentina, iban con los pequeños de paseo por el lado oeste de Meridian Avenue en la tarde que fueron atropellados.

Uno de los niños estuvo a punto de no sobrevivir, la policía de Miami Beach explicó que Miller metió el Mercedes-Benz que conducía en dirección norte en las sendas que van al sur y atropelló a cinco personas.

(Con información de El Nuevo Herald)