Una mujer embarazada murió y su hija de 13 años resultó herida luego de un tiroteo el lunes en Opa-locka, dijeron las autoridades y miembros de la familia.

El jefe James Dobson, del Departamento de Policía de Opa-locka, dijo que las víctimas estaban en un automóvil en el bloque 2500 de Superior Street alrededor de las 7 p.m. cuando fueron baleados.

Los familiares dijeron que la mujer de 33 años que fue asesinada tenía tres meses de embarazo. Ella acababa de dejar el trabajo en el Hospital Northshore para recoger a su hija cuando alguien abrió fuego, dijo la familia.

La mujer fue declarada muerta en la escena.


Los paramédicos transportaron a la niña de 13 años, quien recibió un disparo en el hombro, al Jackson Memorial Hospital en Miami.