dallas-policia


Francotiradores emboscaron en la noche de ayer a varios policías durante una marcha pacífica dejando un saldo de 5 policías muertos y varios heridos.

La policía logro arrestar a tres sospechosos y mato a otro después de un intercambio de disparos en un parqueo cerca desde donde sucedió el ataque.

El alcalde de Dallas, Mike Rawlings, informó el viernes que el sospechoso involucrado en un enfrentamiento con la policía durante la noche murió después de que los agentes utilizaron explosivos para eliminar su amenaza.

Los francotiradores buscaban hacer daño a policías blancos en represalia por los últimos incidentes donde afroamericanos han muerto a manos de la policía.