Más de un mes detenidas dos hermanas cubanas de 22 años por manifestarse en Placetas, Villa Clara el 11J/Imagen tomada de redes sociales

Dos jóvenes hermanas de 22 años siguen detenidas en Cuba, tras un mes de que se manifestaran pacíficamente en el municipio que residen en Placetas, Villa Clara.

Se trata de Lisdany y Lidianis Rodríguez Isaac, una de ellas madre de una pequeña, que ahora padece de trastornos de sueño porque desde entonces no ha vuelto a ver a su mamá.


«Solo pido a Dios me de mucha fuerza para ayudar a mis niñas las quiero libres junto a mi nietecita, las amo», escribió en redes sociales la madre de las jóvenes, Barbarita Isaac Rojas.

Ambas mujeres están siendo acusadas de delitos fabricados como desacato, vandalismo, propagación de epidemia y desorden público, por protestar pacíficamente el 11J junto a gran parte del pueblo de Placetas.

Las jóvenes se encuentran en la  en la Cárcel de Mujeres de Guamajal en Villa Clara, bajo medida cautelar de prisión preventiva.

El caso de las hermanas villaclareñas no es exclusivo, alrededor de 500 cubanos permanecen presos a la espera de juicios sumarios, en los que ni siquiera tendrán derecho a contratar a un abogado para defenderse, todo por haberse manifestado pacíficamente el pasado 11 de julio, pidiendo libertad.


Entre las personas detenidas, se encuentran varias madres cubanas, entre ellas la opositora Lizandra Góngora, Letis Aile Patterson, Rocío Brito Torres, Magdelys Curbelo, entre otros manifestantes, que aun siendo menores de edad se mantienen encarcelados por orden de la dictadura.