gladys-controlora-de-cubaEl 58% de las empresas estatales y organismos auditados, en un total de 396, dieron negativo en su resultado con el 19% calificadas como deficientes y el 39% como mal, declaró a la prensa local informó la Contraloría General de la República este lunes. El 42% logró una valoración de aceptable.


Gladys María Bejerano Portela, la contralora general de la isla, atribuyó las deficiencias al desconocimiento o inadecuado uso de las leyes, y dijo que es esta la principal debilidad evidenciada en la décima comprobación nacional al control interno, a la que fueron sometidas 209 entidades del sector empresarial, y en las 123 auditorías especiales y 63 comprobaciones realizadas.

La contralora pidió reforzar el control de los recursos para evitar la corrupción y las pérdidas que la misma ocasiona, insistiendo en la necesidad de conocer las normas y fortalecer la capacitación para lograr la eficiencia.

Durante su última inspección, entre el 2 de noviembre y el 11 de diciembre de 2015, la Contraloría cubana detectó 20 presuntos hechos delictivos y siete presuntos casos de corrupció. Como consecuencia, se aplicaron 1.120 medidas disciplinarias.

Bejerano anunció que en la comprobación de este año se dará seguimiento a las cooperativas no agropecuarias, autorizadas por el Gobierno cubano en 2012, que se concentran en los sectores de comercio, la gastronomía, los servicios técnicos y personales, la construcción y la industria.