Imagen de Radio Sancti Spíritus

Sólo en el primer mes del año 2019, se han detectado más de 290 nuevos focos del mosquito Aedes aegypti en dos áreas de Trinidad, ciudad colonial y además un importante polo turístico de la Mayor de las Antillas, reporta Diario de Cuba, citando al semanario Escambray.


La prensa oficialista apunta que pese a los ingentes esfuerzos de las autoridades de salud en la provincia de Sancti Spíritus, la epidemia del dengue sigue causando fuertes estragos en diversos municipios de la localidad.

El director del Centro Provincial de Higiene, Epidemiología y Microbiología, Pedro Enrique Rodríguez González, explicó que las razones por la que se sigue reportando una alta incidencia de esta enfermedad, se debe a las «inadecuadas condiciones para el almacenamiento de agua, al trasiego constante de personas y la aun escasa percepción de riesgo».

«Los tanques bajos continúan siendo los depósitos donde mayormente aparecen los focos. Hoy el índice de infestación está en 0.41, por encima de los parámetros permisibles», dijo el médico.

Escambray indica que existe un déficit de operarios para las labores de limpieza y fumigación, y el trabajo se ha concentrado en las cuadras más peligrosas.

En los municipios de Sancti Spíritus, Cabaiguán y Jatibonico, se ha estrechado la vigilancia y saneamiento.

Rodríguez González comentó que en estos tres municipios se ponen en práctica medidas preventivas para reducir los riesgos que puedan surgir.


Pero la provincia, de acuerdo a la prensa estatal, «ha tenido que aprender a convivir con un vector al que, hasta hoy, no se le cortan las alas».

Al final del verano de 2018, el Centro Provincial de Higiene, Epidemiología y Microbiología (CPHEM) espirituano emitió una alerta por la epidemia del dengue, comunicando sobre los altos índices de infestación por el mosquito Aedes aegypti.

Como de costumbre, el Gobierno cubano no publica cifras acerca de la cantidad de personas contagiadas con la enfermedad, como tampoco de los decesos.