La hija mayor de los actores cubanos Tahimí Alvariño y Bárbaro Marín, María Fernanda es toda una jovencita, y presume de espectacular voz cantando «Amor Eterno», tema que solía interpretar la cantante española Rocío Durcal.

La joven no sólo ha sacado rasgos físicos de sus padres, sino que también demuestra que lleva el arte en las venas, y que con su belleza y talento puede llegar muy lejos.

Su abuela Coralita Veloz ha colgado el vídeo de María Fernanda en su perfil de Facebook, alentándola a perseguir sus sueños, que parece están vinculados al mundo de la música.


«Abuela feliz ❤️❤️❤️….María Fernanda que orgullosa estoy, no detengas tus sueños mi niña 🙏🏼 #abuelafeliz #abuelaorgullosa😍 #mariafernanda», escribió la popular actriz junto al vídeo, que ya cuenta con 13.000 reproducciones y un sinfín de comentarios.

María Fernanda aunque creció en Bogotá, Colombia donde reside, viaja constantemente a La Habana, y es muy unida con su familia.