Marco Rubio considera que el «impeachment» contra Trump dividiría más al país/Imagen de archivo

En entrevista con la periodista cubana Gloria Ordaz para Telemundo 51, el senador republicano Marco Rubio dejó ver que no cree que sea «buena idea seguir adelante con un procedimiento contra un presidente al que le quedan seis días en su posición», en relación al segundo juicio político que se le hará a Donald Trump.


El político cubanoamericano dijo además que su decisión sobre el «impeachment» a Trump estará basada en «la evidencia, los argumentos y los cargos» que se presenten.

«Mi decisión va a ser independiente de la de cualquier otro senador», aclaró.

Aunque siguió defendiendo no le parece «una buena idea», porque EEUU cree «está bien dividido».

«Es momento de cambiar la página y comenzar a trabajar sobre los temas de gran importancia. Aquí hay personas que están sufriendo a diario en sus negocios, que han perdido a seres queridos por el coronavirus», sostuvo.


«No quiero decir que el presidente no tenga algún tipo de culpabilidad o responsabilidad por lo que ha ocurrido. Creo que la historia lo va a decir cómo es, pero creo que es una mala idea empezar con este proceso con tantas divisiones que ya existen», reiteró.

Rubio agregó que el juicio político contra Trump «podría hacerle gran daño al país».

Acerca de los sucesos del Capitolio, la semana pasada dijo que «no hay ningún tipo de debate ni duda» de que lo sucedido «fue una tragedia y no tiene excusa ninguna».

«Son criminales quienes hicieron esto. No hay manera de justificar lo que hemos visto (…) Había personas armadas que entraron con el objetivo de secuestrar, enjuiciar y ejecutar a políticos de EEUU», puntualizó.

«Cada día que pasa uno está más disgustado con todo lo que ocurrió, sobre eso no hay duda…», comentó.

«Aquí la pregunta es hasta qué punto llegó la responsabilidad del presidente, que sin duda tiene alguna, él debió haber sabido como presidente que habían preocupaciones de violencia donde hay cientos de miles de personas, y tú le pides que vayan al Capitolio y peleen fuerte, aunque tú no le digas que lo hagan violentamente, existe esa oportunidad, así que son dos cosas completamente distintas. Aquí lo que está en juicio no son los sucesos del miércoles pasado, sobre eso no hay duda. Sería cuál fue el papel del presidente, yo creo que sí tiene responsabilidad, pero es una decisión difícil que hay que basar en la evidencia si llega a eso», dijo al referirse al juicio político.

De acuerdo al criterio del cubanoamericano el impeachment​​ además de que será un «desastre para el país», puede convertir a Trump en un «mártir».

El senador reconoció que el presidente «todavía tiene gran apoyo» dentro del Partido Republicano «incluso de personas que están disgustadas» por los sucesos del Capitolio.

Sobre el legado de Donald Trump, Rubio admitió que «ha enfrentado a la política tradicional del país», calificándolo como «necesario», ya que muchas personas en EEUU «se sienten ignoradas y perseguidas por la cultura, los medios de prensa y el entretenimiento».

El cubanoamericano destacó también la contribución de Trump para mejorar las relaciones con Latinoamérica, y en el asunto de los impuestos en Estados Unidos, pese a que señaló será parte de su legado la jornada violenta del pasado 6 de enero en Washington D.C.

En otro orden manifestó su apoyo al mandatario por reincorporar a Cuba en la lista de Estados que patrocinan el terrorismo.

La cadena hispana de noticias de igual modo preguntó a Rubio su opinión sobre la política demócrata con Joe Biden como presidente y el futuro de las relaciones con el régimen cubano.

«Ojalá no sea un cambio regresando completamente a lo de Obama, porque eso no estaba funcionando. La tiranía cubana ahora enfrenta unas presiones enormes, en momentos en que existe la posibilidad de un cambio de generación no solo en el Gobierno, sino en el pueblo», expresó.

Para concluir que «el futuro de Cuba depende 100% del pueblo cubano, que lo que está pidiendo es incorporarse a la política y la economía moderna, de este siglo, y creo que darle apoyo a un régimen a través de actividad económica que va a caer en manos de los militares que controlan el Partido Comunista, sería un gran error».