Dos cubanos del área de Tampa fueron arrestados el miércoles mientras participaban en una manifestación a favor de las protestas en Cuba e intentaban cerrar una autopistas.

Los dos cubanos, y un tercero que recibió una citación, fueron arrestados bajo la nueva ley estatal del gobernador DeSantis que va dirigida a controlar las manifestaciones, conocida como la ley antidisturbios, que no permite el cierre de calles y autopistas.


Algunos videos del acalorado momento en la ciudad de Tampa llegaron a redes sociales. Los manifestantes intentaban tomar una rampa de salida en la Interestatal 275 y la autopista Dale Mabry, la cual es una de las principales vías en Tampa.

Los arrestados que el jueves fueron liberados bajo fianza fueron identificados como Julián Rodríguez-Rodríguez, de 30 años, y Maikel Vazquez-Pico, de 39. Ambos fueron arrestados por cargos que incluyen agresión a un oficial de la ley, resistirse a la aplicación de la ley y participar en una reunión ilegal que bloqueó calles o aceras, según muestran los registros.

Ni la jueza de circuito, Catherine M. Catlin, ni el abogado defensor, Víctor L. Zamora, hicieron referencia durante la audiencia a la ley antidisturbios, conocida como HB 1. Pero luego, Zamora dijo que culpó a la ley por los dos días que sus clientes pasaron tras las rejas, reportó el Tampa Bay.

“Lo que sí tengo es una opinión sobre cómo se debe aplicar esa ley y, en este caso, creo que nunca debieron haber sido encarcelados”, dijo.


Zamora dijo que investigará por qué sus clientes no fueron liberados inmediatamente después de sus arrestos.

La HB 1 fue aprobada por la Legislatura liderada por los republicanos y defendida por el gobernador Ron DeSantis, quien la convirtió en ley en abril. Entre sus muchas disposiciones, la ley dice que cualquier persona arrestada por cargos de reunión ilegal debe ser retenida sin derecho a fianza hasta su primera comparecencia ante el tribunal, cuando un juez decide qué monto de fianza, si es que debe establecerse, debe establecerse.

Un tercer hombre, Evelio Ramírez-Carrasco de Tampa, de 34 años, también fue arrestado por cargos de reunión ilegal y resistirse a un oficial de la ley sin violencia, ambos delitos menores, en relación con las protestas. Ramírez-Carrasco recibió un aviso para comparecer ante el tribunal, según muestran los registros.

Por su parte los manifestantes en Miami bloquearon la autopista Palmetto Expressway cerca de Hialeah durante unos 30 minutos el miércoles por la noche. El martes, bloquearon la misma carretera durante horas durante la hora pico.

Durante una mesa redonda sobre Cuba y las manifestaciones en Miami el martes, el gobernador Ron DeSantis dijo que las manifestaciones en el sur de Florida y otras partes del estado fueron «fundamentalmente diferentes a lo que vimos el verano pasado», refiriéndose al movimiento Black Lives Matter.