Este domingo en un discurso público, Nicolás Maduro, volvió a provocar al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, acusándolo de ser “el jefe de la oposición venezolana”, así mismo el corrupto presidente venezolano, en son de ironía le agradeció a Trump, por haberlo hecho “famoso en el mundo entero”.


“Es un honor que el jefe del imperio no pasa un día sin nombrarme”, señaló el autócrata venezolano, quien acaba de regresar de viaje de Rusia, Bielorrusia y Turquía.

“Quiere decir que algo bueno estoy haciendo”, añadió Maduro, entre risas socarronas, durante su programa dominical en la televisión oficialista.

En los últimos meses la administración de Trump ha ampliado sanciones contra algunos funcionarios del gobierno opresor, entre ellos Maduro, así mismo Estados Unidos ha prohibido nuevas transacciones con Caracas, argumentando que el gobierno de Nicolás Maduro se ha convertido en una dictadura represiva.

El mandatario estadounidense ha hecho fuertes y reiteradas críticas al régimen venezolano.

“Donald Trump ha asumido ser el jefe de la oposición venezolana”, aseguró Maduro, quien tiene a la nación suramericana sumida en la crisis económica y en el deterioro social. El pueblo venezolano ha marchado este año en las calles, en protestas contra el gobierno opresivo, donde ha habido muertos, heridos, a causa del hambre, de la falta de medicamentos, y de la falta de libertades.


“Trump me ha hecho famoso en el mundo. Cada vez que me nombra, más me quieren», ironizó el gobernante.

(Con información de Infobae)