Una madre hispana ha sido sentenciada a años de prisión por vender a su hijo de 7 años para saldar una deuda de drogas, y por además tener planes de hacer lo mismo con sus dos hijas más pequeñas.


Todo sucedió en el estado de Texas, en la ciudad de Corpus Christi donde Esmeralda Garza vendió a su niño por $2,500 dólares, y fue sentenciada el pasado viernes a 6 años de privación de libertad, informó USA Today.

Garza fue condenada por tres cargos de venta o compra de un niño, un delito grave de tercer grado. También fue condenada por lavado de dinero y conspiración para vender o comprar un niño, delitos penales estatales.

Por la venta del menor Garza recibió 6 años, pero por los otros delitos 2. Sin embargo el juez ordenó que se cumplan las sentencias simultáneamente.

La investigación reveló que Garza tuvo intenciones también de vender a sus otras dos niñas, de 2 y 3 años.


Otras dos personas fueron arrestadas, pero se desconoce si se le presentaron cargos.