Una madre de 35 años fue arrestada, y acusada por no buscar ayuda para salvar a su bebé de apenas 12 meses; el niño falleció este jueves producto de graves quemaduras por agua caliente, al parecer.


Randy Joseph, un vecino que intentó revivir al bebé, detalló: “Todo el cuerpo estaba rosado, todo hasta los tobillos. Dijeron que se había quemado la noche anterior y les dije, por qué no lo llevaron al hospital”.

De acuerdo al vecino, el cuerpo del bebé estaba sobre un colchón, y ya no respiraba.

Según el reporte, Christina Hurt, la acusada declaró que había salido a botar la basura. A su regreso, encontró a su otra hija de diez años gritando, y sosteniendo al bebé. Más tarde se enteró de que la niña estaba intentando bañar al bebé, y que su otro hijo de 4 años había subido la temperatura del agua caliente, y el niño de 12 meses de nacido se quemó.

En una vivienda ubicada en la 122 avenida con la 217, se reportó el caso, en Homestead.


Al parecer, Hurt no buscó atención médica por miedo a perder la custodia de sus hijos; llamó a varias amigas para pedir ayuda, y terminó dándole Tylenol, y jugo, y acostándolo a dormir. Al día siguiente llevó a sus otros dos hijos a la escuela, y pasó cerca del hospital, pero finalmente decidió no acudir al médico. Sin embargo, siguió desesperada para la casa de sus amigas con el bebé moribundo.

El caso ahora está bajo investigación; de acuerdo a reportes, Hurt ha sido investigada anteriormente por el Departamento de Niños y Familia, debido a negligencia infantil.

(Con información de Diario Las Américas)