Una madre de Miami está siendo acusada de negligencia infantil por no brindar asistencia inmediata a su hijo de un año, esperando más de una hora para llamar al 911.


La policía de Opa-Locka dijo que respondieron a la casa de Jabora Deris, de 32 años, el viernes 6 de noviembre y encontraron a su hijo inconsciente en el piso de una habitación, compartió Local 10 News.

La policía dijo que Deris llamó a los socorristas para pedir ayuda 83 minutos después de que notó que el niño estaba inconsciente y que salía espuma de su nariz y su boca. La llamada al 911 llegó a las 11:42 a.m. y, una hora más tarde, fue declarado muerto en el Jackson North Medical Center.

La madre dijo que no llamó al 911 inmediatamente porque llamó a su hermana al entrar en pánico y porque no quería que los otros niños en la casa supieran de la emergencia médica.

Al realizarse una autopsia se supo que la víctima tenía un fémur roto en la pierna derecha, una fractura de costilla curada y fracturas de cráneo.


Su madre dijo que no sabía de las lesiones; pero en junio récords médicos del hospital muestran que el niño fue llevado por una fractura. Los registros médicos obtenidos por los investigadores dijeron que Deris rechazó las radiografías para el niño y que no buscó darle seguimiento a sus lesiones.

Una investigación reveló que récords del Departamento de Niños y Familias de Florida ha estado involucrado con la acusada, y que los niños fueron retirados de su cuidado en el pasado. En el momento de la muerte de la víctima, esta estaba nuevamente bajo custodia de su madre.

Deris está acusada de negligencia infantil y grandes daños corporales. Su fianza se fijó en $7.500.