Actualidad Inmigración Sociedad

Madre cubana y su hija de 4 años serán deportadas a Cuba desde Lituania, luego de cuatro años fuera de la Isla

Una madre cubana y su pequeña de 4 años serán devueltas a Cuba desde Lituania a causa de un reclamo del Ministerio de Relaciones Exteriores de la Isla, pese a que llevan años viviendo fuera del país caribeño.


El reportero Ricardo Quintana de Martí Noticias, explicó que Lituania no las quiere, y la Cancillería cubana ha informado que las acoge de regreso. De acuerdo al periodista pese a que madre e hija llevan más de cuatro años residiendo fuera de Cuba no tienen otra opción.

“Mi miedo es que al llegar a Cuba tomen represalias contra mí, y contra mi hija, porque no es una situación normal, y eso me asusta”, dijo Geysi Aparicio al medio de Miami.

Eduardo Lazo, embajador de Cuba en Finlandia, que además funge como diplomático ante los gobiernos de Lituania, Letonia y Estonia, había comunicado a la joven que en su caso no habría una deportación forzosa.

Según relata Geysi, ellas se quedaron esperando, pero todo resultó ser una mentira.

En enero pasado Lituania le negó el asilo político a Geysi y a su hija, Martí Noticias reportó esta historia, en vídeos se puede apreciar a la madre abrazada de su hija llorando, y diciendo: “no quiero regresar a Cuba”, junto a ella la menor también lloraba.


En 2014 Geysi salió de Cuba con su niña, y luego de dos años comenzaron a cruzar fronteras hasta llegar a Lituania, recoge Martí Noticias; ella relata que fueron maltratadas y engañadas.

En Lituania han vivido en un apartamento rentado con dinero que le envía su familia desde EEUU, y cada mes tenía que comparecer en una oficina de inmigración.

Ella explica que aún no sabe la fecha en que viajarán, porque no tienen pasaporte, entonces quedan a la espera de unos documentos de viaje, con la pequeña estuvo recluida 45 días en un centro para extranjeros sin papeles, bajo régimen carcelario y guardias armados.

El reportero señala que la cubana originaria de Jatibonico, pasa sus días entre el miedo al regreso y las dudas.

Geysi detalla que lleva cuatro años sin vivir en Cuba, no tendrá donde vivir, en qué trabajar, y la incertidumbre es uno de sus grandes obstáculos ahora.

Confiesa estar “desesperada”, sin saber qué hacer, “todas las puertas se me han cerrado”, y “me parece algo extremo que Cuba haya decidido hacer una excepción con nosotras, eso me suena a que nos van a estar esperando y no con los brazos abiertos precisamente”.

La madre no quiere volver a la Isla, pero no tiene otra opción, “en Cuba tendré que empezar de cero…”, concluyó Aparicio visiblemente confundida y temerosa.

(Con información de Martí Noticias)




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *