El monopolio azucarero estatal, Azcuba, ha brindado escazas perspectivas para la próxima cosecha, como precedente: en la cosecha 2016/2017, el país produjo 1.8 millones de toneladas brutas de azúcar.


Luego de 18 meses de sequía, y perjuicios a las plantaciones y los molinos provocados por el huracán Irma en septiembre, el primero de los 53 ingenios azucareros de la Mayor de las Antillas inició lo que se prevé sea una cosecha muy pobre.

Radio Reloj, emisora estatal, informó que el ingenio Boris Luis Santa Coloma en Mayabeque, provincia occidental había empezado la cosecha de azúcar, que en condiciones normales va desde noviembre a mayo.

En 2016/2017 la Isla comunista produjo 1.8 millones de toneladas brutas de azúcar como ya se había mencionado anteriormente, una cifra alentadora en comparación con la temporada anterior, cuando se produjo 1.5 millones de toneladas del producto.

Cuba vendió 1.1millones de toneladas al extranjero en 2016/2017, y se convirtió en el octavo exportador a nivel mundial, de acuerdo a la Organización Internacional del Azúcar.


Azcuba ha mencionado que la cosecha será inusualmente complicada a causa de la escasez de caña y los daños por tormentas. Los afiliados provinciales del monopolio estatal han solicitado a empleados y agricultores a esforzarse un poco más.

Sin embargo, medios de comunicación a nivel local han sugerido que la cosecha 2017/2018 posiblemente esté entre 1.5 millones y 1.8 millones de toneladas.

Los cambios climáticos golpearon de manera singular el centro de Cuba, y los planes son ambiciosos en el resto del país, para compensar las pérdidas.

Durante mucho tiempo, el azúcar fue la principal industria y exportación de la Isla caribeña, en 1991 se alcanzó una producción de 8 millones de toneladas, en la actualidad sectores como el turismo, el tabaco y níquel están a la delantera.

(Con información de Martí Noticias)