Melania Trump, la primera dama de Estados Unidos, decidió quedarse hoy viernes en Pekín, aprovechando para hacer turismo, luego de que el presidente estadounidense, Donald Trump marchara hacia Vietnam para la Cumbre de la APEC.


Melania ha visitado el Zoo de la capital china y la Gran Muralla; en el al zoológico en horas tempranas de este viernes, la primera dama fue recibida por un grupo de niños cantando y agitando las banderas de China y de Estados Unidos, mientras ella se mostraba emocionada por el bonito recibimiento.

Los pequeños le “presentaron” a un panda macho, que forcejeaba por comer bambú ante las bromas de los escolares.

La esposa de Donald Trump fue recibida por el director del zoo, Li Xiaoguang, quien le obsequió un panda de peluche -el animal emblemático del país asiático.


En la tarde, Melania Trump visitó la Gran Muralla, a su paso por el tramo de Mutianyu (uno de los más turísticos), allí fue recibida por Zhang Yukun, director de dicha sección.

“Esto es hermoso. Es maravilloso”, expresó la primera dama.

Como anunció el mandatario estadounidense en Twitter, tras un viernes de turismo en la capital China, su esposa partirá a Alaska, al encuentro de un grupo de tropas estadounidenses.

(Con información de Diario Las Américas)