Este lunes por la noche una extraña alerta de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por su sigla en inglés), salió a la luz por la retirada de agua para bebés que pudieran contener moho.


Para asegurarse que los padres estuviesen informados sobre el retiro de Kroger, del agua purificada con flúor Comforts FOR BABY, con fechas de vencimiento del 26/4/2018 al 10/10/2018; luego de recibir quejas de moho en el agua; el gigante supermercado, probó el agua y halló Talaromyces penicillium.

Por lo que la FDA colocó una alerta al consumidor: “Es posible que el moho no se perciba a simple vista”.

Advirtiendo también que el agua potable con ese tipo de moho puede perjudicar a los bebés que poseen un sistema inmune debilitado.

“Las reacciones alérgicas a los mohos son comunes y pueden ocurrir inmediatamente después de tocar o inhalar esporas de moho, o más tarde”, comunica la FDA. “Los mohos también pueden causar ataques de asma en personas asmáticas que también son alérgicas al moho. Los mohos pueden irritar los ojos, la piel, la nariz, la garganta y los pulmones, incluso en personas que no son alérgicas a ellos”, puntualiza.

El producto fue vendido en jarras de un galón en Kroger, Kroger Marketplace, Food 4 Less, Jay C, Jay C Food Plus, Owen’s, Payless Super Market y tiendas Ruler principalmente en regiones del medio oeste y el sur del país: Alabama, Arkansas, Georgia, Illinois, Indiana, Kentucky, Mississippi, Missouri, Carolina del Norte, Ohio, Carolina del Sur, Tennessee, Virginia y Virginia Occidental.


Cualquier consumidor que haya comprado esta agua debe devolverla para recibir un reembolso. Pueden preguntar mediante llamada al: 888-723-33663 (SAFEFOOD), de lunes a viernes, entre las 10 am y las 4 pm, hora del Este.

(Con información de El Nuevo Herald)