Estudiante nicaragüense revela que hay agentes cubanos en las fuerzas represivas de Ortega (Imagen tomada de Diario Metro)

Un estudiante recién liberado, luego de pasar ocho meses tras las rejas por participar en protestas en contra del Gobierno de Daniel Ortega en Nicaragua, declaró en entrevista con Efe, que hay agentes cubanos entre las “fuerzas combinadas” que reprimen al pueblo nicaragüense en las manifestaciones, informa Diario de Cuba.


Jorge Zapata de 20 años explica “si en algún caso Nicaragua se volvía a levantar cívicamente, nos iban a matar sin pensarlo, a todos los que estábamos detenidos”.

El levantamiento cívico en Nicaragua ha dejado de cientos de “presos políticos” como escarmiento para aplacar la insurrección.

Zapata y otros 15 jóvenes universitarios que ingresaron a la prisión más grande y segura de Nicaragua, La Modelo, escucharon la amenaza de muerte, luego de ser golpeados durante interrogatorios en El Chipote, donde la policía tortura a los reos.

“Creemos que sí son capaces (…) ellos tienen la ‘Ley Fuga’, que si usted se sale del sistema (penitenciaría), tienen derecho a matar, su ‘Ley Fuga’ es asesinar”, detalló el entrevistado.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

El estudiante teme, en especial por su familia, Zapata supo que podría morir de un tiro cuando sobrevivió a ataques de policías y parapolicías que, afirma, incluyeron lanzacohetes RPG 7, el 13 de julio pasado en la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-Managua), y la parroquia Divina Providencia.

Ataques en los que afirma haber visto a uno de los supuestos represores cubanos.

“El día viernes 13 (de julio) sí. Andaba con una M-16 disparando como loco”, reveló el estudiante, acerca de la fecha en que fallecieron dos jóvenes.

Según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) se registraron 325 muertos durante las protestas en Nicaragua, mientras organismos humanitarios locales contabilizaron 561, Ortega admite 199.

Zapata afirma que lo peor de la cárcel no son los calabozos, la falta de agua, comida y aire, sino que los alimentos contienen vidrio, pedazos de hierro y patas de cucaracha, presos allí evacuan sangre, sostuvo.

Cada vez que hay una manifestación en el país, o arriba a Nicaragua un emisario de la Organización de los Estados Americanos (OEA), la Unión Europea o EEUU, los reos son sometidos a peores condiciones y son víctimas de palizas, confesó.

El joven que ha sido condenado a 16 años de prisión, acusado de terrorismo, cuenta que en el interior de la prisión hay banderas del oficialista Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN).

Según el estudiante, en la madrugada del 7 de marzo supieron que manifestantes en el peor calabozo nicaragüense, llamado El Infiernillo, pidieron auxilio y los carceleros respondieron con bombas lacrimógenas dentro, por si fuera poco cerraron las ventanas luego.