El consulado de Cuba en Estados Unidos contará con solo un funcionario para atender a la numerosa comunidad de cubanos en el país, según adelantó el canciller Bruno Rodríguez.


«La situación del consulado de Cuba en EE.UU. es de «extraordinaria precariedad, a partir de que después de la decisión de retornar personal, ha quedado un solo funcionario consular en Washington», dijo Rodríguez.

Debido a la incapacidad de la Habana para proteger a los diplomáticos estadounidenses, el Departamento de Estado entregó ayer al embajador cubano José R. Cabañas una lista de 15 nombres para que abandonen Estados Unidos en un plazo de siete días.

La medida busca una equidad en las operaciones de ambas embajadas después que se ordenara una reducción del 60% en el personal de la sede diplomática de EE.UU. en La Habana.

Fuentes del ministerio de Exteriores de la isla aseguraron a la agencia EFE que tras el inminente regreso de los 15 diplomáticos, quedarán en Washington solo ocho funcionarios cubanos, de 23 que trabajaban originalmente en la sede cubana, reabierta hace poco más de dos años.


Lo anterior podría afectar a los cubanoamericanos, segundo mayor grupo de visitantes a Cuba después de los turistas canadienses, con 329,496 en 2016.

A los mismos el gobierno de la isla les exige un pasaporte cubano vigente y “habilitado” con una visa para viajar a su país de origen, aún si son ciudadanos naturalizados de EE.UU., el trámite además de costoso suele ser largo, y con la reducción de personal demoraría incluso más.

Una disminución en el flujo de cubanoamericanos que viajan a la isla tendría a su vez un impacto económico, reduciendo asimismo la corriente de dólares que portan estos viajeros para compartir con sus familiares y ayudarlos económicamente.

(Con información de Martí Noticias)