papa

Según un anuncio del Papa Francisco los sacerdotes absolverán el pecado del aborto de manera indefinida. Hasta ahora era permitido solo temporalmente, únicamente durante el tiempo que durara el Año Santo de la Misericordia, que concluyó ayer 20 de noviembre.


A pesar de todo, en la carta apostólica “Misericordia et misera”, publicada como documento de conclusión del Jubileo, además de incluir indicaciones para que los creyentes sigan en el tiempo de misericordia, reconciliación y perdón, recalca:

“Para que ningún obstáculo se interponga entre la petición de reconciliación y el perdón de Dios, de ahora en adelante concedo a todos los sacerdotes, en razón de su ministerio, la facultad de absolver a quienes hayan procurado el pecado de aborto. Cuanto había concedido de modo limitado para el período jubilar lo extiendo ahora en el tiempo, no obstante, cualquier cosa en contrario”.

Esta decisión ha sorprendido porque, según la iglesia, el aborto es un pecado grave que conlleva excomunión y hasta ahora un sacerdote sólo lo podía absolver si lo autorizaba un obispo o el Sumo Pontífice.

De ahora en adelante, cualquier sacerdote podrá hacerlo. Sin embargo, en su carta Francisco especifica que “el aborto es un pecado grave, porque pone fin a una vida humana inocente”.
Además, señalo “no existe ningún pecado que la misericordia de Dios no pueda alcanzar y destruir, allí donde encuentra un corazón arrepentido que pide reconciliarse con el Padre”.