Se incrementan los robos en Mayarí, Holguín

«Los delincuentes quieren pasar bien el fin de año a costa de los demás y siempre por estas fechas se incrementan los robos. Igual sucede cuando hay carnavales», explicó Luis Alberto, un vecino de Mayarí, que casi enfrentó a los ladrones que se encontraban robando dentro.


«Al parecer, mientras abría la puerta escaparon por la ventana que ya habían roto antes para entrar a robar. Si tardo un poco más no me dejan nada. Me llevaron el DVD, la cajita para la televisión digital, una memoria USB, un reloj, la plancha, algunas vajillas nuevas de la cocina y 850 pesos. Pudo ser peor, pero me costó mucho trabajo comprar esas cosas», añadió el hombre que vive solo.

Según Luis Alberto fue de inmediato a la Policía para poner la denuncia, sin embargo «no había carro para venir rápido. El que tienen estaba cubriendo otro suceso distante. Llegaron finalmente a las 3:00 de la madrugada, pero los delincuentes habían rociado detergente para evitar el rastreo y al rato comenzó a lloviznar».

El hombre dijo algunos sospechosos fueron citados por las autoridades, no obstante los interrogatorios de la policía no han servido de mucho.

«Casi siempre los robos quedan impunes y por eso mucha gente ni hace la denuncia», puntualizó.


Guillermo, otro campesino de la zona se dio cuenta de que le habían robado algunos animales, cuando regresó de tomar agua.

«El potrero está muy cerca, al alcance de la vista, seguro me estaban vigilando», dijo el cuidador de caballos.

Luego del hurto «desaparecieron como por arte de magia. Y esos caballos no son míos, mi trabajo es cuidarlos», comentó.

Guillermo reveló que estuvieron toda la noche y parte de la mañana del día siguiente buscando los animales.

«Gracias a la información que nos dio un amigo los encontramos en un monte donde los tenían escondidos para pedir un rescate. Más o menos sabemos quiénes fueron, pero es mejor no informar a la Policía ni tomar venganza porque son gente muy peligrosa», agregó.

El 20 de diciembre a Gregorio, un jubilado le abrieron el candado para robarse «la bomba de fumigar», las «latas de pintura», «herramientas e insecticidas».

Diario de Cuba sólo retoma tres casos de decenas que se dan en cada barrio de Mayarí, principalmente en zonas rurales.

Fundamentalmente los ladrones roban ganado y productos agrícolas, aunque también se dan casos de robo con fuerza.