Pronostican que el primer frente frío de la temporada arribe al sur de la Florida durante esta semana, sin embargo aún no hay que sacar los abrigos.

“Es un frente frío, pero la temperatura no va a cambiar mucho, todavía seguiremos en los 80 grados Fahrenheit”, alertaba el Servicio Nacional de Meteorología (NWS).

El frente empezará a desplazarse durante el martes, lo que podría indicar que para el miércoles, a mitad de semana, localidades de los condados Miami-Dade y Broward, podrían experimentar temperaturas en el rango bajo de los 80 grados en vez de 85 grados, comentó la meteoróloga.

Anunciando que el frente frío traerá lluvias.


Dice el NWS que “es probable que lo único que notemos de diferencia sea solamente la lluvia”.

(Con información de El Nuevo Herald)