La situación desesperada que vive Cuba por la crisis sanitaria: «Se les mueren los pacientes» por la falta de recursos/Imagen de archivo

La escasez de recursos básicos, medicamentos, equipos de trabajo, y la crisis con el sistema de ambulancias en policlínicos y en los principales hospitales cubanos, ha terminado causando alarma en la población, en medio de un difícil contexto epidemiológico con la pandemia de Covid-19.

Radio Martí recogió varios testimonios de cubanos que hablaron sobre las pésimas condiciones en estos centros de salud, lo cual impide a los pacientes recibir la atención médica necesaria.


En la provincia de Matanzas en el poblado de Carlos Rojas, Odalis Ramírez quien sufre lesiones por un accidente doméstico fue llevada en horas de la mañana del lunes para el Hospital General Pedro Betancourt, en el municipio de Jovellanos.

Ramírez, quien presentaba una fractura en la muñeca, reveló que en la institución médica le dijeron que no tenían recursos para atenderla.

Peor aún, la paciente tuvo que esperar hasta las seis de la tarde para ser trasladada a la ciudad de Matanzas, por la falta de ambulancias, denuncia su suegro Armando Abascal.

«A las cinco de la tarde aún no le habían puesto nada por falta de yeso para
inmovilizarle la mano, que es la situación más compleja que presentaba», explicó el familiar.


Por el reclamo de sus familiares se espera que la operen hoy viernes, no obstante, Annia Zamora Carmenate, la suegra de la paciente, confesó están preocupados por las pésimas condiciones del Hospital Universitario Faustino Pérez.

«No había ni un camillero en el hospital de la ciudad de Matanzas, y la sala donde ingresó estaba sin luz y en pésimo estado higiénico», contó Zamora Carmenate.

«…Ella loca de dolor, y no hay ni una dipirona, no hay nada, de qué potencia médica están hablando», lamentó.

Mientras en Güira de Melena, provincia de Artemisa, Lisandra Góngora Espinosa, madre de un niño de seis años, que sufre convulsiones como secuela de una infección adquirida hace tres años en el Hospital Pediátrico en el municipio capitalino de Marianao, donde había sido internado con una neumonía, detalló tuvo problemas en el policlínico del municipio.

«El último episodio que él tuvo fue hace una semana y tuve que salir corriendo con el niño para el policlínico de Güira y cuando llegué allí no habían jeringuillas para inyectarle un medicamento para reanimarlo», precisó la madre desesperada.

Por su parte, desde la ciudad de Camagüey, Leydis Tabares se quejó de las dificultades existentes en el Hospital Provincial Manuel Ascunce Domenech, donde estuvo internado su esposo.

«Los médicos se están yendo del hospital porque no tienen recursos para trabajar y se les están muriendo los pacientes», subrayó.

Tabares dio a conocer que tampoco hay combustible para las ambulancias, las cuales carecen también de piezas de repuesto y gomas, problema que no tienen las patrullas para apresar a opositores.

Una prueba más de que la dictadura cubana dilapida recursos en reprimir al pueblo, pero es capaz de dejar morir a los enfermos, y aun así venderse como potencia médica, una verdadera vergüenza de sistema.