En la Zona Especial de Desarrollo de Mariel (ZEDM), una empresa mixta cubano-italiana, denominada Industria ARTHIS tiene planeado construir una planta que fabricará pañales desechables, informa EFE.


Solangel Guach, directora de negocios del Grupo Empresarial de la Industria Ligera (GEMPIL), comunicó este jueves sobre la construcción de la planta durante la Feria Internacional de La Habana (FIHAV 2017), el mayor evento comercial que realiza el país.

Se prevé que la instalación comience a operar en 2019, y será construida por la asociación creada entre Industrias NEXUS Sociedad Mercantil de Cuba, y LR Moroni, de Italia.

Se espera que cuente con tecnología de punta en varias líneas de producción, de acuerdo a declaraciones de la directiva a la estatal AP.

Hasta el momento, en la Isla caribeña no existe ninguna fábrica de pañales desechables, los que están a la venta en tiendas de divisa, a precios elevados, son importados, inalcanzables para la mayoría de los cubanos.


En la planta del Mariel se producirán cuatro tallas de pañales para infantes, tres tallas de pañales para adultos y rellenos para reutilizarlos.

El acuerdo estará vigente por 20 años y manifestó que era una “oportunidad” para insertar en el mercado cubano de alta calidad a precios competitivos que cubran las necesidades de las familias, según la directiva cubana.

Esta empresa mixta, es una de las 31 aprobadas para operar en la ZEDM, situada a 45 kilómetros de la capital cubana, que se creó con el objetivo de fomentar las inversiones extranjeras en la Isla.

Del total de iniciativas que han recibido la aprobación por parte del régimen, 16 son de capital 100% foráneo, ocho son empresas mixtas, cinco son exclusivamente cubanas, y dos operan bajo contratos de Asociación Económica Internacional.

Las mujeres cubanas han estado durante años comprando tela antiséptica en el mercado callejero y que el régimen considera ilícito por la escasez generada por la precaria economía que se ha encargado de crear el Gobierno cubano, ojalá y esto marque un paso de avance, y los pañales desechables lleguen a las familias cubanas, facilitando la cotidianidad de las madres.

(Con información de Diario de Cuba)