El gobierno de Cuba anunció ayer con bombos y platillos que aumentaba la pensión de los jubilados a 242 pesos (10 CUC) pero el aumento ha sido calificado por muchos como un chiste de mal gusto.

Estas son algunas de las cosas que pueden comprar los ancianos cubanos con el dinero de la jubilación:

1. Bolsa de pollo: $90 pesos
2. Dos jabones de baño: $15 pesos
3. Pasta dental: $8 pesos
4. Electricidad: $30 pesos
5. Una botella de aceite: $50 pesos
6. Canasta básica en la bodega: $15 pesos
7. Huevos: $7 pesos

Estos son solo algunos ejemplos para ilustrar a lo que se enfrentan los jubilados con 242 pesos al mes.


En muchos países es verdad, la jubilación no alcanza, pero las personas tienen toda una vida para ahorrar y aportar a planes de pensiones que puedan garantizar una vejez son mayores problemas. En Cuba a los trabajadores les han pagado una miseria toda la vida bajo la excusa que los ingresos los necesita el estado para cubrir las necesidades de la gente. Ahora ni el estado cubre las necesidades de nadie, ni los jubilados tienen dinero para una vejez digna.