La administración Trump anunció este lunes que la familia estadounidense promedio recibirá unos 4.000 dólares más al año, de acuerdo a un recorte a las tasas tributarias a las empresas.


El estudio de la Casa Blanca arroja que se crearía un aumento en los ingresos por un total de 504.000 millones de dólares, aproximadamente 200.000 millones más que los ingresos que le genera en la actualidad al gobierno el impuesto sobre la renta a las compañías.

El presidente estadounidense ha promovido su plan tributario como un soporte a la clase media, aunque datos indican a las grandes empresas y a los ricos como los mayores beneficiados.

Las encuestas señalan que los votantes generalmente desaprueban la idea de recortar los impuestos para las empresas, pues esencialmente recompensan a estas empresas por evitar el pago de impuestos mediante la explotación de vacíos legales y por mantener las ganancias en el extranjero.

El informe elaborado por el presidente del Consejo de Asesores Económicos de la Casa Blanca, Kevin Hassett, subraya que la tasa considerada más baja estimulará las contrataciones y la productividad de los empleados.

Las cifras que anuncia el gobierno federal se basan en indagaciones que argumentan que los empleados, en lugar de inversionistas, se beneficiarían fundamentalmente de las tasas corporativas más bajas, y el promedio de ingresos obtenidos con la tasa reducida fluctuaría entre los 4.000 y los 9.000 dólares.


Los aumentos salariales no han ascendido mucho, por lo que Hassett declaró en una teleconferencia que espera que los salarios empiecen a subir si se aprueba la reforma fiscal que se ha propuesto.

(Con información de El Nuevo Herald)