60 aniversario de la dictadura cubana

Muchos de los que partieron cuando Fidel Castro se hizo del poder el 1 de enero de 1959, pensaron era cosa de unos meses, y que incluso podrían regresar por sus propiedades y pertenencias, tristemente eso nunca sucedió, una ola de expropiaciones sobrevinieron, desde entonces han sido seis largas décadas, en las que los cubanos no sólo han tenido que acostumbrarse a las penurias, a que la falta de libertades sea el pan de cada día, en 60 años el castrismo se ha encargado de borrar la memoria histórica, y es difícil imaginarse Cuba de otra manera, sin el yugo de la dictadura, sin embargo no es imposible.


Desde que inició el año, el designado gobernante Miguel Díaz-Canel ha saludado el aniversario 60 del triunfo de la «revolución cubana» con varios tuits, el dictador de turno, y Raúl Castro, primer secretario del Partido Comunista de Cuba (PCC) de igual manera han recibido mensajes de felicitaciones por parte de sus aliados.

«Amanece #Cuba en #60Aniversario de la Revolución. Sí a la celebración, a la alegría, a la defensa incansable de todo lo que construímos y levantamos juntos, el pueblo de Cuba y su gobierno revolucionario. Feliz Año Nuevo», escribió Díaz-Canel, acompañando su mensaje de las etiquetas «Somos Cuba», «Somos continuidad».


Cuba llega a los 60 años de dictadura, en medio del desabastecimiento de alimentos, anunciando que 2019 será un año de más escasez y de austeridad, por una economía estancada, que asfixia a su motor impulsor, los verdaderos emprendedores cubanos. El régimen ha arribado a sus seis décadas, con las figuras históricas de la Revolución, como Ramiro Valdés y José Ramón Machado, ocupando todavía posiciones y poder dentro de la estructura de gobierno, pese a que hace mucho están en edad de retirarse. El 2018 fue un año en que aumentó la represión contra la sociedad civil y los opositores cubanos, desde que en abril Miguel Díaz-Canel quedara al frente del país caribeño. Cabe preguntarse, ¿qué le depara este nuevo año a la Isla? A las puertas de aprobar una nueva Constitución, que no será legítima, porque no ha tomado en cuenta las demandas reales de los cubanos; en medio de una crisis económica que experimenta el pueblo en su cotidianidad, pero que no toca a los gobernantes, bajo la sombra de la aplicación de nuevas regulaciones que pretenden llenar de cortapisas al incipiente sector privado.

Apuntalando al castrismo en su 60 aniversario, están los fieles aliados, China, Corea del Norte y Rusia, Venezuela, Nicaragua y otros, que celebran otro año siniestro para los cubanos.

«China y Cuba son buenos amigos, camaradas y hermanos, y la relación ha resistido a los desafíos del tiempo y a los cambios en la coyuntura internacional», comentó el presidente chino Xi Jinping, a la prensa. Mientras la televisión del gigante asiático celebraba «los logros de Cuba en el socialismo durante los últimos 60 años».

Por su parte, el presidente ruso, Vladimir Putin declaró que la Isla comunista es un «socio estratégico y un aliado confiable» del Kremlin, afirmó que confía en una «continuidad del trabajo conjunto», además de enviar mensajes a Díaz-Canel y a Raúl Castro, por el aniversario 60 del triunfo de la Revolución.

Mientras desde el exilio, jóvenes y distintas figuras de la oposición, incluso desde la Isla, llevan a cabo la campaña Ni1+ en rechazo a resistir otro año de dictadura. Hagamos que esta vez nuestra voz sea más fuerte.