Trump dijo este martes que la cuantiosa deuda de Puerto Rico deberá eliminarse, el mandatario realizó esta declaración a propósito de un viaje a la isla boricua para valorar los esfuerzos de recuperación tras el paso del fortísimo huracán María por el territorio.


“Ellos deben mucho dinero a los amigos de Wall Street y vamos a tener que eliminar eso. Van a tener que decir adiós a eso, no sé si es Goldman Sachs, pero quienquiera que sea puede decirle adiós a eso”, argumentó Trump en una entrevista con Fox News.

A principios de este año el Estado Libre Asociado declaró la mayor bancarrota por deuda municipal en la historia de Estados Unidos, la isla posee una deuda de 72.000 millones de dólares y unos sistemas de salud pública y pensiones prácticamente arruinados.

A pesar de las críticas que recibió la Casa Blanca por tardarse en atender la crisis que vive Puerto Rico, el presidente estadounidense visitó la isla para tranquilizar a los residentes y asegurarles que está comprometido con su recuperación tras el paso de Maria, el peor huracán que ha azotado a los boricuas en 90 años.

Trump también se mostró satisfecho por la respuesta del Gobierno al desastre que causó la tormenta en la isla.

Y declaró, “odio decirlo, Puerto Rico, pero ustedes han dejado nuestro presupuesto un poco fuera de control porque hemos gastado mucho dinero en Puerto Rico”. “Y eso está bien, hemos salvado muchas vidas”, acotó.


Ricardo Roselló, el gobernador de la isla, dijo luego de que Trump dejara el territorio que el número de víctimas mortales había aumentado de 16 a 34.

La administración Trump le pedirá este miércoles al Congreso un paquete de ayuda por 29.000 millones de dólares para Puerto Rico y otras zonas afectadas por desastres naturales, dejó saber este martes un funcionario de la Casa Blanca, bajo anonimato.

De igual modo, se esperan solicitudes adicionales de ayuda de largo plazo para el Estado Libre Asociado, y también para los estados de Texas y Florida, que también fueron asolados por espantosos huracanes en las últimas semanas.

De regreso a Estados Unidos, Trump comentó en el Air Force One que había sido un “gran día”, y que no había escuchado cuestionamientos durante su visita a Puerto Rico.

“Sólo hemos escuchado ‘gracias’ de la gente de Puerto Rico”, expresó. “Es algo que disfruté mucho hoy”, completó el mandatario.

(Con información de Infobae)