Raúl Castro, Ramiro Valdés, Machado Ventura y Díaz-Canel (Imagen de archivo)

A través de un comunicado Justicia Cuba celebró la decisión de EEUU de sancionar a Raúl Castro y a sus hijos, una medida que también ha sido congratulada por gran parte del exilio cubano en el sur de la Florida, reporta Diario de Cuba citando reporte de Efe.


Dicha comisión compuesta por juristas y activistas de derechos humanos de diferentes países, que buscan que los responsables de crímenes de lesa humanidad ocurridos en la Isla desde 1959 sean juzgados en tribunales internacionales, también ofreció documentación sobre la familia Castro a Washigton.

Dicha documentación puesta a disposición de la Administración de Donald Trump, consiste en pruebas recabadas de crímenes castristas «y sus cómplices en el sistema dictatorial totalitario castrista».

El secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, explicó que las sanciones anunciadas contra el ex gobernante cubano, que además se extendieron hasta sus cuatro hijos, obedecen a «su implicación en graves violaciones de derechos humanos» y actos de «corrupción».

Con la sanción Estados Unidos prohíbe la entrada al país al primer secretario del Partido Comunista de Cuba (PCC), y a sus cuatro hijos, Alejandro, Deborah, Nilsa y Mariela Castro.


Por su parte la Comisión encabezada por el jurista mexicano René Bolio y constituida en 2017, expresó a través del comunicado: «sabemos que para construir una patria cubana en libertad y democracia debe haber justicia, y en ese sentido se ha trabajado desde la comisión internacional fiscalizadora de crímenes de lesa humanidad del castrismo».

El comunicado acompañado por un vídeo indica que el trabajo llevado a cabo por la comisión está también disponible para «otros gobiernos y tribunales».

Bolio además señaló que «es momento para unirnos en torno a la justicia», con el foco puesto en que «llegue la libertad y la democracia a Cuba».

Justicia Cuba agregó que los terribles crímenes que la comisión ha investigado a través de «entrevistas, audiencias, revisiones documentales y testimonios, que tenemos hoy en nuestro poder, servirán para fundamentar el procesamiento, arresto, sentencia y condena de las personas que han cometido crímenes de lesa humanidad para sostener una dictadura por más de 60 años».